Soliferreum procedente de la zona de Tózar - Moclín (Granada). El soliferreum es un arma arrojadiza pesada, diseñada para ser arrojada a corta distancia (hasta 30 metros). Suele medir unos dos metros de largo, y está forjado en una sola pieza de hierro. La junta es pequeña, perforante. La parte central suele estar engrosada para facilitar el agarre. El soliferreum parece terne su origen en la zona inmediatamente al norte de los Pirineos hacia finales de l a I Edad del Hierro, pero en el siglo V a. C. su empleo se había difundido ya tanto en la Meseta como en todo el mundo ibérico. Funcionalmente es similar al pilum.